INCLUSIÓN SOCIAL

 

Contexto

En Colombia, el 43.9% de la población se encuentra en condiciones de alta vulnerabilidad social, representada en pobreza monetaria el 26.9% y pobreza multidimensional el 17%, evidenciándose situaciones, en las que el 76% de las mujeres enfrentan situaciones de violencia intrafamiliar, diariamente se reportan 29 casos de maltrato infantil, el 57.3% de la tasa de desempleo lo representan las mujeres y de cada 100 niños que ingresan a primaria, solo 40 logran acceder a espacios de educación superior;  estas situaciones impiden el pleno desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, colocándoles en alto riesgo de vincularse a las problemáticas propias de sus contextos.

 

Problemática

La YMCA, a través del área de inclusión social, tiene el propósito de trabajar en el restablecimiento de los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes y prevenir su involucramiento en problemáticas de consumo de spa, pandillismo, trabajo infantil, maltrato y demás, asociadas a las situaciones de fragilidad social.

 

Solución

El área de Inclusión social opera a través de Centros de Atención Preventiva CAPs, ubicados en las localidades de Bosa, Tunjuelito, San Cristóbal, Santa fe y Ciudad bolívar; en los que se atienden  niños, niñas y adolescentes entre los 6 y los 17 años de edad, en la jornada contraria a la escolar.

Se desarrollan los siguientes procesos:

Procesos formativos para el desarrollo y fortalecimiento de capacidades personales, sociales y familiares.

 Apoyo y orientación académica

 Orientación y asesoría familiar

 Procesos de formación y empoderamiento de mujeres para que se conviertan en agentes transformadores de sus realidades.

 Alianzas institucionales para la prestación de servicios

 Procesos de empleabilidad, emprendimiento y capacitación en artes u oficios, relacionados con cursos de confecciones, belleza y estética, cocina, panadería y mesa y bar, entre otros.

IMPACTO

Niños, niñas y adolescentes que han participado de procesos formativos en los CAPs, disfrutan de sus derechos restablecidos, mejorando sus condiciones de vida.

Miembros de familia, que fortalecieron vínculos afectivos y desarrollaron capacidades para el cuidado de sus hijos.

Mujeres y jóvenes han desarrollado competencias personales, sociales y productivas.

¿Te gustaría apoya este programa?

Apoyar Programa

ALIADOS